¿Por qué Fallan tus Campañas de Marketing Digital? Aprende a hacer campañas efectivas y consigue más ventas

¿Por qué Fallan tus Campañas de Marketing Digital? Aprende a hacer campañas efectivas y consigue más ventas
21 minutos de lectura

Todas las mañanas lo primero que hago, cuando enciendo el ordenador, es leer el correo. Cuando llego a la pestaña de promociones, la historia siempre se repite, y seguro que te suena…

Spam.

Spam.

Sorbito de café.

Morralla.

Spam.

Spam.

Me aburro.

Sorbito de café.

Spam.

Más de lo de siempre.

Spam.

Spam.

Oh, wait!

Algo ha llamado mi atención.

Marco toda la morralla y el spam. Pincho en eliminar.

Y dejo solo 1 o 2 emails en no leídos para revisar más tarde.

Si estás realizando acciones de Marketing Digital actualmente por email, redes sociales, Whatsapp o Telegram, te interesa responder a 2 preguntas importantes:

  • ¿Qué diferencia el Copywriting de esos 2 emails del resto que he eliminado?
  • ¿Cómo puedes hacer tú lo mismo con el Copywriting de tus campañas de Marketing Digital para ser relevante y no acabar junto a la morralla?

He creado este post para cumplir con mi palabra, te explicaré por qué fallan tus campañas de Marketing Digital. Y, lo más potente: cómo ponerle solución y aprender a hacer campañas efectivas que te consigan más ventas.

Versión On The Road – Podcast

Como de costumbre, si no tienes tiempo de leer el post completo puedes llevártelo contigo en formato de audio.

Escúchalo ahora haciendo clic en el símbolo de play  o descárgalo en tu móvil pinchando en el enlace de Descargar.

Vamos a darle caña.

Empezamos.

¿Por qué Fallan tus Campañas de Marketing Digital?

Fácil:

Porque no aplicas la ciencia.

Utiliza la ciencia para hacer campañas de marketing digital que funcionan y tienen éxito.

Esto me ha quedado un poco Sheldon Cooper, pero estarás de acuerdo conmigo en que intentar hacer Marketing sin echar mano de la ciencia es lo más parecido a plantar lechugas en el desierto de Arizona y rezar para que crezcan.

Si quieres ser de los que tiene claro que las cosas no funcionan por casualidad sino que existe una clara relación de causalidad entre tus acciones y tus resultados, has de tener claro cómo funciona nuestro cerebro.

Ejemplo

Si se descubriese que a los seres humanos nos repugna todo lo relacionado con el color azul, ¿te plantearías, siquiera, invertir tu esfuerzo y dinero en desarrollar y vender un producto de ese color?

Entiendo que no. Mejor, juega tus cartas de forma inteligente.

Tú quieres que los usuarios compren tus productos y servicios, ¿no?

Pues póntelo fácil y aplica la ciencia. Empieza por aprender cómo puedes generar el comportamiento que buscas en tus usuarios.

Aquí es donde entra en juego nuestro amigo el científico BJ Fogg, al que ya conoces de la semana pasada.

Entiende la Teoría del Comportamiento de BJ Fogg

La semana pasada te comenté de forma superficial sobre qué trata la Teoría del Comportamiento de BJ Fogg y cómo puedes utilizarla para provocar en tus clientes una acción concreta que te interesa.

Utiliza la teoría del comportamiento de BJ Fogg en tus campañas de marketing digital

Te refresco la memoria ya que, para conseguir generar una conducta has de conseguir que exista una Motivación, la Habilidad de hacerla, y que haya un Disparador.

Los 3 factores han de darse a la vez:

B = MAT

En ese post evité, a propósito, meterme demasiado en cada uno de los apartados, para no hacer explotar tu cabeza con demasiada teoría.

Te prometí que muy pronto te la explicaría más a fondo y, como lo prometido es deuda, y yo para eso soy como los Lannister, vamos allá.

Adoro la Ciencia Ficción y voy a pedir una ayuda muy especial para que entiendas esta teoría sin morir en el intento.

Motivación (M)

Aprende cómo funcionan los motivadores en los seres humanos para aplicarlos a tus campañas de marketing digital de éxito.

En el post anterior te lo resumí de forma muy breve:

Para que una persona realice una acción, debe de estar motivada, tener el deseo.

Ejemplo

Pongamos que Neo vivía la vida tan feliz, sin sospechar siquiera que algo raro se cocía por detrás.

Le hubiese aparecido ese mensaje… no habría entendido nada, y se habría acabado mi película favorita.

Por eso te insisto tanto en que has de conocer los miedos, inseguridades, necesidades, deseos y anhelos de tu Cliente Ideal casi mejor que los tuyos propios.

Teniendo esto en cuenta, vamos a profundizar todavía más.

Cuando los seres humanos realizamos una acción lo hacemos por un motivo, no por casualidad.

Trasladando esto al marketing: tus clientes compran tus productos o servicios persiguiendo alguna de estas motivaciones:

  • Búsqueda del Placer
  • Evitación del Dolor
  • Anticipación del Deseo
  • Anticipación del Miedo
  • Inclusión Social
  • Rechazo

Sensaciones

Los dos motivadores que te voy a explicar aquí tienen relación son respuestas innatas que los seres humanos tenemos ante las emociones. No están relacionadas con ningún pensamiento real o con la anticipación de un resultado.

Búsqueda del Placer

Esto es fácil de entender, las personas hacemos cientos de cosas y compramos infinidad de productos buscando sentir placer o amor.

Ejemplo

Para estos ejemplos más concretos me voy a inventar una situación.

Ahora que estamos en agosto, imagina que Neo se ha ido a la Feria de Málaga, ¿va?. ¿Por qué crees que se habrá gastado dinero en un billete de avión, en una habitación de hotel y en varias copitas de Cartojal?

Buscando el placer, la diversión.

Evitación del Dolor

Recuerda que todos buscamos conseguir algo con nuestras acciones.

Al igual que con unas buscamos diversión y placer, con otras procuramos evitar dolor o pasarlo mal.

Ejemplo

Dado rienda suelta al ejemplo de antes, estaría nuestro amigo Neo procurando la evitación del dolor si se comprase una caja de aspirinas.

Nadie quiere pagar el precio de beber varias copitas de Cartojal bajo el sol malagueño de agosto. Ni siquiera Neo.

Aunque las gafas para disimular la cara al día siguiente ya las tiene.

Es tu deber detectar esos puntos de dolor y anhelos de tu Cliente Ideal para que, con tu mensaje y tu Copywriting, toques en la tecla adecuada.

Anticipación

Los próximos 2 motivadores que te voy a explicar son la esperanza y el miedo: ambos asociados con la anticipación de un resultado.

Esperanza

Ay, la esperanza, lo último que se pierde.

Cuando anticipas que algo que deseas va a ser tuyo, haces lo que sea por la esperanza.

Ejemplo

Y si no, pregúntaselo a los que cada año se gastan cientos de euros en décimos de la Lotería de Navidad.

¿Qué, si no, llevaría al futuro Neo pensionista a gastarse más de un tercio de sus ingresos en décimos? Claro, seguro que este año toca…

Dicen que la fe mueve montañas. Y creo que la esperanza, cordilleras.

Miedo

Otro sentimiento con una fuerza fuera de lo común es el miedo.

¿Cuántas cosas has dejado de hacer por miedo y, sobre todo, cuántas has hecho por evitarlo?

Ejemplo

Imagina ahora que Neo se va de viaje a Tailandia la semana que viene. Estoy 100% segura que, si de verdad valora sus posesiones (su afamada capa de cuero negra, sus armas y sus gafas) no le importará gastar lo que haga falta en comprarse una mochila de calidad y, sobre todo, antirrobo.

El miedo, tan irracional y frustrante, nos empuja a adquirir productos y servicios que nos ayuden a sentirnos seguros y mantenerlo a raya.

Ten clara una lista de Miedos y Esperanzas que mueven la vida de tu Cliente Ideal, porque si tocas estos puntos con tu mensaje, vas a conseguir resultados.

Cohesión Social

Los seres humanos somos seres sociales.

Estos 2 últimos motivadores están relacionados con nuestro comportamiento en un entorno social. la conformidad con las normas y, de hacer lo contrario a lo establecido, el miedo al consiguiente rechazo.

Inclusión Social

La necesidad de sentir que pertenecemos a un grupo de individuos concreto es muy fuerte. Tanto que nos empuja a adquirir productos y servicios que quizá, eliminando esta fuerza externa, no compraríamos.

Ejemplo

Imagínate que Neo realmente no ha querido ir a la Feria de Málaga de este año. Pero resulta que es un evento al que van cada año todos sus amigos: Morpheo, Trinity, el Oráculo ¡y hasta el Agente Smith!

Este año a nuestro colega Neo no le apetece, está desganado, pero a todos los demás sí, y ya tienen su billete.

¿Va a ser él el único que no vaya y perderse todas las risas y diversión en grupo? Ni de coña.

Haz memoria de todas las veces que has comprado un modelo mejor de móvil cuando el tuyo todavía funcionaba. O las veces que te has gastado demasiado en unas Converse solo porque hacían furor entre tu grupo de amigos y amigas.

Rechazo

Al contrario que en el caso anterior, aquí se recogen aquellas acciones que buscan evitar que seamos expulsados de la manada.

La madre naturaleza no hace nada al azar, y esta obsesión tan dañina tiene sus inicios en la Etiopía del año 50.000 A.C.

Por entonces, vivíamos en tribus, las cuales lo significaban todo: podían significar que vivieses un día más o murieses sin remedio. Eran el sinónimo de tener comida y protección, en unas circunstancias en las que no era fácil mantenerse con vida.

Ejemplo

En el ejemplo anterior, el mismo Neo se compró un billete a Málaga para sentirse parte de su grupo de amigos. Entre líneas, lo hace además para no perderse cientos de vivencias y evitar que le miren raro por no ir con ellos. Lo que, irremediablemente, podría terminar provocando su desplazamiento del grupo.

Descubre qué motivaciones por necesidad de sentirse parte de un grupo o evitar ser rechazado del mismo tiene tu Cliente Ideal y ve a por ellas.

Habilidad (A)

Aprende a hacer campañas de marketing digital de éxito poniendo de tu parte la teoría de comportamiento de BJ Fogg

Este factor se puede resumir también de forma muy sencilla:

Para que una persona haga algo, debe tener la capacidad de hacerlo.

Ejemplo

Ahora imagina que Neo, el Elegido, resulta no ser un tipo inteligente, ni ágil, ni tiene ningún tipo de habilidad sobrehumana.

Vaya chascazo habría sido la peli, y en menudo colador lo habrían convertido con más de una lluvia de balas.

La habilidad obedece a la capacidad de una persona de realizar la acción que se le solicita o hacia la cual se le persuade.

Tal como dice el científico Daniel Kahneman en su libro “Pensar Rápido, Pensar Despacio” (el cual estoy terminando y te recomiendo al 200%):

“Cuando hacemos algo en estado de facilidad cognitiva, lo más seguro es que vayamos por el buen camino, nos gusta lo que vemos, creemos lo que oímos, creemos en nuestras intuiciones y sentimos que la situación actual es confortable y familiar […]

Cuando nos sentimos tensos, estamos más propensos a estar vigilantes y desconfiados. Invertimos más esfuerzo en lo que estamos haciendo, nos sentimos menos cómodos, cometemos menos errores pero también nos volvemos menos intuitivos y creativos.”

Vamos, que si quieres que tu Cliente Ideal compre tu producto o servicio, o realice cualquier acción que desees, has de ponérselo fácil no, facilísimo.

Desde el punto de vista de la habilidad vas a encontrarte con 4 casos diferentes:

  • Tiempo
  • Dinero
  • Destreza
  • Conocimiento

Tiempo

Es perfecto que tu Cliente Ideal tenga unas ganas tremendas (motivación) de comprar para sí tu producto pero… ¿y si no tiene tiempo?

Ejemplo

Neo es un tío ocupado, ¿vale? Ser el Elegido quita tiempo. Por eso cuando hace la compra le gusta que el proceso sea lo más rápido e inmediato posible.

Si para comprar tu producto tiene que desplazarse 2 horas en coche o esperar 3 meses a recibir el paquete en casa… créeme, de corazón, no te lo compraría ni Neo, ni nadie.

Dinero

Empezamos por el dinero. Esto cae de cajón: si tu Cliente Ideal no tiene el poder adquisitivo para adquirir tu producto, malo.

Y, una de tres:

  • O te has equivocado al definir quién es tu Cliente Ideal al que va dirigido ese producto.
  • O te has colado al establecer tu estrategia de precios.
  • O, quizá, has lanzado tu campaña en un momento poco oportuno y has pillado a tu Cliente Ideal a final de mes.

Ejemplo

Nuestro querido Neo es muy fan de mis post y de mis recomendaciones, por eso se ha interesado mucho por el libro de Daniel Kahneman y ha entrado en el enlace.

A pesar de que tiene muchas ganas de comprarlo y el proceso de compra es sencillo, ha tenido demasiados gastos este mes y decide posponerlo. No era el momento.

Destreza y Conocimiento

Estos dos casos los he unido a propósito pues, tanto si el usuario no tiene la destreza motora como si le falta el conocimiento, vas a encontrarte ante la imposibilidad de que realice la acción que deseas.

Hay 2 formas de aumentar la habilidad en destreza y conocimiento de una persona:

  • Entrenamiento o Aprendizaje: es la versión difícil, la que requiere más tiempo y esfuerzo por ambas partes. No te la recomiendo.
  • Hacer las cosas fáciles: es la versión sencilla, la que va a suponer un aumento de la habilidad de forma rápida y sin esfuerzo. Lo que todo el mundo quiere, ¿no?

Ejemplo

Pongamos que Neo está, como tú, leyendo este post y ha pinchado en el enlace que os he dejado sobre el libro de Daniel Kahneman, como te decía antes.

Qué desastroso resultaría su intento de comprar el libro si no tuviese el conocimiento, si nunca en su vida hubiese comprado por internet, por ejemplo. O si Amazon tuviese una web complicada, poco intuitiva y llena de dificultades a cada paso.

¿Acaso has creído que Amazon ha añadido el “Pedido en 1-click” porque te quiere mogollón y no le gusta verte sufrir?

Entiende por qué Amazon ha creado el botón 1-clic

No. Busca reducir la fricción entre tú y tu pedido. Ponértelo tan fácil que solo con un clic ya hayas comprado.

Hazlo simple. Hazlo fácil.

Disparador (T)

Entiende por qué necesitas un disparador claro para tener una campaña de marketing digital de éxito.

Como ya sabes, si tu Cliente Ideal tiene la Motivaciíon y la Habilidad, dale un empujón:

El disparador es el empujón que falta para que tu Cliente se lance y realice la acción.

Ejemplo

Como en la imagen de arriba, diríamos que Neo en el momento exacto en el que está sentado frente a Morpheo tiene la Motivación (sospecha que hay algo raro por ahí), y la Habilidad (el tío es inteligente y capaz, ¡vamos, es el Elegido!)

¿Cuál es el disparador que da comienzo a todo? Sí, la pastilla.

En el mundo real sucede lo mismo: si no hay un disparador, una llamada a la acción, sucediéndose a la vez que los dos factores anteriores, es probable que la conducta no se produzca.

Hay 3 situaciones diferentes para las cuales necesitarás disparadores de diferente tipo:

  • Situaciones donde la motivación es baja y la habilidad es alta.
  • Situaciones donde la motivación es alta y la habilidad es alta.
  • Situaciones donde la motivación es alta y la habilidad es baja.

Entiende cuáles son los 3 tipos de disparadores del comportamiento según BJ Fogg

Motivación Baja + Habilidad Alta

En este caso, donde la motivación a realizar la acción es baja y, sin embargo, la habilidad es alta, necesitas un disparador tipo Chispa (o spark, como lo llama el propio BJ Fogg).

Ejemplo

Ya sabes que Neo es un friki y mola mucho. Siempre está a la última en novedades tecnológicas y adora las webs de gadgets.

Se encuentra una promo de un gadget que no necesita para absolutamente nada pero cuesta 1€ y el código promocional dice que es solo para las primeras 100 unidades.

Neo se lo compra. De cabeza. La motivación es baja, pero cuesta tan poco que… Why not?

Motivación Alta + Habilidad Alta

Esta es la situación más deseable de todas, en la que existe menos fricción. Hay tanta motivación y habilidad, que lo único que hace falta es un disparador tipo Señal.

Ejemplo

Nuestro amigo Neo ha visto el libro que le he recomendado en Amazon. Tiene la motivación por las nubes y para comprarlo basta 1-clic.

Neo no necesita casi nada más para dejarse llevar, algo que le ayude a justificar a sí mismo esa compra. Semáforo en verde, y a rodar.

Motivación Alta + Habilidad Baja

Cuando la motivación es alta pero la habilidad no, el tipo de disparador que necesitas utilizar es un Facilitador.

Ejemplo

Me ha gustado imaginarme a Neo comprando en Amazon.

Imagina que ha perdido todas sus súper habilidades de Elegido y que casi no sabe manejar un ordenador. ¿Cuál es el facilitador aquí para que Neo compre, compre, compre?.

Sí, recuerda siempre el botón de “Comprar en 1-clic” que Jeff Bezos ha puesto para ti.

The Behavior Wizard

Después de ver los disparadores y antes de dar carpetazo a la teoría, te dejo por aquí una herramienta que te va a facilitar la vida bastante: The Behavior Wizard.

Esta herramienta, creada por el mismísimo BJ Fogg, Director del Persuasive Tech Lab de Stanford University (y gestor de la Teoría de Comportamiento que estás leyendo), te dice qué tipo de disparador, habilidad y motivador necesitas en base a qué tipo de conducta quieres modificar.

Cada uno de los 15 tipos de comportamiento diferentes utiliza una estrategia psicológica y de persuasión diferente. Como cita el propio BJ Fogg:

“Los métodos para persuadir a una persona para comprar un libro online (Comportamiento BlueDot) son diferente a los utilizados para conseguir que una persona deje de fumar para siempre (Comportamiento BlackPath).”

El Behavior Wizard desarrollado por BJ Fogg te dice qué tipo de disparador, habilidad y motivador necesitas en base a qué tipo de conducta quieres modificar.

Vale, hasta aquí la chapa teórica. Ahora pasamos a la parte salseante y la que más me interesa: veamos si de verdad has entendido la teoría.

Práctica: Campañas de Marketing Digital que lo han hecho bien

Ahora voy a enseñarte un ejemplo de promociones o campañas en cada uno de los siguientes canales: Redes Sociales, Email Marketing y Telegram/Whatsapp.

Veamos qué tal esos Motivadores, esas Habilidades y esos Disparadores…

Campaña de Marketing Digital en Redes Sociales (Bien)

A diario ves promociones y campañas en Redes Sociales: Facebook, Twitter, Instagram… Yo he decidido entrar a Twitter, a ver qué me encontraba. No ha sido difícil.

Ejemplo de campaña de marketing digital de éxito en Twitter que utiliza los 3 factores de la teoría de comportamiento de BJ Fogg a la vez.

  • Motivación: Vamos a partir siempre de la base de que la motivación existe. En este caso, si sigues a Simyo es porque eres cliente y te interesa.
  • Habilidad: No puede ser más fácil y estar más claro realizar el comportamiento que piden: pincha en el enlace para tener más info.
  • Disparador: Por ser cliente de Simyo tienes 10GB gratis para usar en verano. Gratis, no me digas más.

¿GRATIS? ¿10GB? ¿Porque sí?

Si yo fuese Vodafone empezaría a temblar. Y rapidito.

Campaña de Marketing Digital por Email Marketing (Bien)

Para este ejemplo voy a echar mano de Anton Kraly, al que ya casi siento como un amigo de la cantidad de emails suyos que recibo cada semana.

Anton se lo monta bien, y aquí te pongo un ejemplo sencillo

Concepto del Email: [Blog Post] Part 1: How to Drop Ship Profitably

Ejemplo de campaña de marketing digital de éxito de email marketing que utiliza los 3 factores de la teoría de comportamiento de BJ Fogg a la vez.

  • Motivación: Como siempre, sobreentendemos que la motivación existe, pues si has recibido este email, eres una persona interesada en el Drop Shipping.
  • Habilidad: Me lo pone muy fácil para que lea su post, no sólo me facilita el enlace en el email, sino que añade un botón que llama mi atención.
  • Disparador: El botón es una clara llamada a la acción, por si no me había quedado claro que pinchando el enlace puedo leer el post.

Por supuesto, y lo más importante antes de llegar al cuerpo del mensaje, el concepto del email había captado mi interés: si me interesa el Drop Shipping, seguro que quiero hacerlo rentable.

Campaña de Marketing Digital por Telegram o Whatsapp (Bien)

Hace algún tiempo que Whatsapp y Telegram se han ganado un hueco importante en el Marketing Digital. Lejos de explicarte nada al respecto aquí, que no es el lugar, si tienes curiosidad te invito a leer los post que te he dejado en el enlace.

Pero vamos a lo que nos toca, te traigo un ejemplo de una promo de Telegram que ha utilizado bien esta teoría que te he explicado.

Ejemplo de campaña de marketing digital de éxito de Telegram que utiliza los 3 factores de la teoría de comportamiento de BJ Fogg a la vez.

  • Motivación: Se entiende que existe, pues el grupo de Telegram del cual está extraída esta captura es específico de esta tienda de gadgets y tecnología.
  • Habilidad: También lo han hecho fácil, te han puesto de forma muy clara y llamativa el enlace a la oferta.
  • Disparador: El descuento es bestial y… ¿solo 10 unidades?

Oh, God, no sé tú, pero yo he estado a punto de lanzarme.

Shut up and take my money es lo que he sentido al ver esta campaña de marketing digital en Telegram de éxito.

Práctica: Campañas de Marketing Digital que lo han hecho mal

Vale, al contrario que en el apartado anterior, aquí voy a mantener la identidad oculta, para no herir los sentimientos de nadie, algo lejos de la intención de este post.

Campaña de Marketing Digital en Redes Sociales (Mal)

Repito con un ejemplo de Twitter:

Ejemplo de campaña de marketing digital en twitter que no utiliza los 3 factores de la teoría de comportamiento de BJ Fogg a la vez.

  • Motivación: Se entiende que existe, como siempre.
  • Habilidad: ¿? Habilidad is missing.
  • Disparador: También lo hay, una clara llamada a la acción para votar el reto de esta niña.

No sé tú, pero yo si fuese un usuario de Twitter que ha visto este tuit y quisiese apoyar a Amanda, no tendría la menor idea de cómo hacerlo.

Campaña de Marketing Digital por Email Marketing (Mal)

Ejemplo de campaña de marketing digital por email marketing que no utiliza los 3 factores de la teoría de comportamiento de BJ Fogg a la vez.

  • Motivación: Se entiende que existe.
  • Habilidad: Aquí es donde veo el error, pues el enlace lleva a un post, no donde cabría esperar al recibir un email como el de la captura.
  • Disparador: Como disparador modesto está la petición en negrita.

Lo que yo esperaría ver al pinchar en el enlace, si hubiese recibido un email como éste, sería directamente la página para hacer la votación. Lo más fácil posible.

Campaña de Marketing Digital por Telegram o Whatsapp (Mal)

Te reconozco que este ejemplo me lo he tenido que inventar, porque no he conseguido encontrar un ejemplo válido.

Ejemplo de campaña de marketing digital por en telegram que no utiliza los 3 factores de la teoría de comportamiento de BJ Fogg a la vez.

  • Motivación: Se entiende que sí, como decía antes, el grupo del que está sacada esta captura es exclusivo de la tienda online que ha puesto la promoción.
  • Habilidad: En este caso se ha respetado la regla de la habilidad, pues hay un enlace muy intuitivo que dice que si quieres la oferta, está “aquí”..
  • Disparador: Perfecto, el Xiaomi Air de 13” puedo comprarlo en ese enlace, ¿y…? No existe ningún empujón.

Como te puedes imaginar, he eliminado la sección en la que se hace referencia a que el precio es un mínimo histórico que sólo se consigue con un cupón, por tiempo limitado.

Conclusión

Hasta aquí lo que se daba. He intentado, como siempre, hacer un post práctico.

Ha quedado un post considerable en tamaño, pero espero haberlo hecho ameno y que hayas terminado de leerlo sintiéndote con más conocimientos que al empezarlo.

Te he enseñado a usar esta teoría para aplicar a tus campañas a nivel de Copywriting y Marketing Digital en general, pero puedes usarla para establecer cualquier comportamiento en ti o en los demás en tu vida personal.

Cuéntame si te ha gustado el post, si estás consiguiendo resultados al aplicar esta teoría. ¡Nos vemos en los comentarios!

Rock On!

Gracias, Neo, por dejarte usar.

About the author

Vero

¿Qué clase de copynauta sería si no utilizase mis superpoderes para ayudarte?   Mi propósito es que vendas más y mejor utilizando copywriting emocional basado en storytelling en tu ecommerce. Por eso he creado Copy Labs.

Leave a comment: